Cómo cuidar tu prenda

1. Se recomienda que laves tu vestido a mano. Es un tejido delicado y es mejor que lo trates con mimo. 
2. Cuando termines con el lavado, recomendamos que lo dejes secar colgado de una percha para que así sea más fácil el planchado.
3. Plánchalo siempre del revés e intenta hacerlo en muy poquitas pasadas. Si es con vapor, mejor.